Cómo casarse con un buen servicio de logística

03 Noviembre 2014 | Noticias de interés sobre transporte de mercancías
/img/blog/transambiental-96557-med.jpg

El servicio de transporte es para algunas empresas el tramo final de una cadena de producción o de servicios. Si se trata de un servicio externo, es el que lleva al cliente el producto y para él será la cara visible de nuestra empresa. Por tanto, elegir la mejor empresa de transportes es vital.

 

Podemos apostar por el mejor precio, obtener ventajas de su logística, pero si el producto no llega en buenas condiciones o no garantizan fórmulas alternativas de gestionar los pedidos, no pueden encajar nuestros picos altos de envíos o las variaciones de nuestra mercancía, daremos con ellos también un mal servicio. Y eso se paga con la competencia ocupando nuestro lugar.

Así, ¿qué deberemos tener en cuenta a la hora de elegir una buena empresa de logística? ¿en qué deberemos fijarnos? Veamos cómo casarnos con un buen servicio de logística y ser feliz con la convivencia:

-Evaluemos su flota de transporte. Comprobemos que sus vehículos se ajustan a los requerimientos de temperatura y tamaño de toda la mercancía que hemos de remitir, pero también la futura y la de temporada. Un ejemplo, una flota de furgonetas isotérmicas podrá transportar fruta y hortalizas, pero en modo alguno pescado fresco o congelado puerta a puerta. Hagamos cuentas también con las distancias a cubrir por esos vehículos y el momento del año en que necesitaremos de transportes especiales.

-Fijémonos en el volumen de envíos que gestiona. Una empresa de logística pequeña asumirá nuestros envíos pero tal vez no si tenemos que compartir rutas con clientes históricos con privilegios sobre nuestros envíos, horarios que no nos convienen y rutas que no podemos compartir. Escuchemos lo que dicen sus clientes, buceemos en Internet para encontrar información relevante al respecto y hagamos las preguntas clave. Hagamos que la empresa de logística nos haga entrar en valor y no todo lo contrario.

-Manipulación de los envíos. Cada envío precisa de una fórmula de manipulación ajustada a pesos, apilamientos, temperaturas, orientaciones y volumetría. Si nuestros envíos son gestionados como cualquier otro, si no nos piden indicaciones al respecto, podemos detectar un servicio que no piensa en la personalización, ni en nuestros clientes. Nosotros no podemos renunciar a esas ventajas.

 

Comunicación Transambiental.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar