El Govern de Catalunya plantea el desvío obligatorio de camiones a la AP-2 de Montblanc a Borges

19 Octubre 2017 | Normativa sobre transporte de residuos o mercancías
/img/blog/17_10 N240 - AP2.jpg

El conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, ha planteado a los alcaldes afectados (leridanos)  la propuesta de prohibir el acceso a vehículos pesados en el tramo entre Montblanc y Les Borges Blanques de la N-240, con el fin de mejorar la seguridad de esta vía. Esto supondría que los camiones serían desviados hacia la AP-2.  

Según el conseller, se ofrecerán bonificaciones para los conductores y empresas transportistas ya conocidas como peajes blandos. Se prevé que esta medida se lleve a cabo a partir de 1 de enero de 2018 con carácter indefinido. En este sentido, los conductores obtendrían bonificaciones del 42,5% en el peaje de la autopista, mientras para los que hagan desplazamientos locales será del 50%.

Además, Rull también ha anunciado que habrá un desvío voluntario de camiones de la N-240 por la AP-2 entra la capital de Les Garrigues y Soses. De momento, el conseller ha dejado que los principales políticos y entes económicos leridanos busquen un consenso que avale este planteamiento.  Esto supondría una
solución provisional mientras no entre en funcionamiento la viñeta catalana prevista para 2019.

Esta medida se ha llevado a cabo después de que en la N-240 muriera un joven de 20 años el pasado septiembre. De hecho, con él ya ha habido 29 muertes desde 2009. Rull quiso remarcar que en el tramo de la vía de Les Borges a Lleida el Govern pretende ampliar la carretera incorporando un carril por sentido y conseguir así duplicidad de carriles en la vía. Asimismo, la directora del Servei Català de Trànsit, Eugènia Domenech, destacó que paralelamente se está estudiando la implantación de un radar de tramo para reducir la siniestralidad.

Desde Transambiental creemos que es muy importante velar por la seguridad en la vía, y creemos que es una buena propuesta; pero no por ello eso debe conllevar un aumento de nuestros costos si se impone la obligatoriedad de pasar por la AP-2. Por eso, nos unimos a la demanda del sector del transporte en la que se pide que se trate de una medida que conlleve el 100% de la bonificación de los peajes.


Comunicación Transambiental

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar