Entre porte y porte...

11 Octubre 2018 | Noticias de interés sobre transporte de mercancías
/img/blog/TA-tiempoespera.jpg

En el mundo del transporte por carretera una de sus piedras angulares son los camioneros. Los que se pasan gran parte de su vida sentados delante de un volante demostrando su valía y profesionalidad yendo de un lugar a otro para satisfacer las necesidades de nuestros clientes.

Trabajar en el mundo del transporte puede ser apasionante, sobre todo si te gusta conducir, si te gusta viajar. Pero también es difícil, agotador y estresante. Los profesionales del volante en el transporte por carretera, nuestros camioneros, pasan muchas horas en ruta, llegando incluso a ser días al frente de un camión en la carretera, ya sea en rutas nacionales o internacionales, como es el caso de los conductores de Transambiental.

Estar horas en ruta no quiere decir estar horas al volante conduciendo. Hay una parte importante de las mismas que las pasan en espera, las pasan con el camión apagado.

El oficio de transportista también es el de esperar. Esperar mientras se realiza la carga y esperar mientras se realiza la descarga de la mercancía. Aunque también nos encontramos con que se espera, si se han dado bien los tiempos en el viaje, para poder proceder a realizar la carga o la descarga. Y hay más causas que nos hacen tener tiempos de espera durante el ejercicio de nuestro trabajo: hallarnos con la necesidad de pernoctar en función del destino del porte -especialmente en quienes como nosotros trabajamos con destinos internacionales que nos obligan a buscar alojamiento-, o por la necesidad de parar cada ciertas horas durante la conducción en ruta -cada 4.30 h de conducción continuada- en pos de la seguridad de quienes están al volante, o simplemente para conseguir una circulación fluida de la red viaria en días señalados.

Y ¿qué hacen nuestros compañeros del volante en estas pausas, en estas esperas? No hay unanimidad, cada conductor tiene sus costumbres, sus inquietudes o sus preferencias. Mientras unos prefieren engancharse al teléfono para contactar con la familia o amigos, otros aprovechan para acercarse a un bar o restaurante en el que encontrarse con compañeros-amigos de la profesión, otros simplemente descansan en sus cabinas, otros aprovechan para conocer algo más del lugar en el que están, otros navegan por internet...

La próxima vez que encuentres a alguno de nuestros camiones parados por las áreas de descanso, por las poblaciones o por las redes viales piensa que están trabajando. El trabajo de los camioneros parece más libre porque no tiene una oficina ni aparentan tener un horario estricto, pero ellos pasan muchas horas esperando para poder ser buenos profesionales, cumplir con los compromisos con los clientes y ayudar en la seguridad de nuestras carreteras.

 

Comunicación Transambiental.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar