España se queda fuera del pacto europeo antidumping

23 Febrero 2017 | Noticias de interés sobre transporte de mercancías
/img/blog/recurs.jpeg

España se ha quedado fuera de la Alianza por la Carretera que distintos países europeos han firmado este mes de Febrero. Se trata de un pacto que pretende hacer frente a la economía sumergida y la competencia desleal en el sector del transporte, cuya cuestión ya tratamos hace unas semanas. Según han publicado algunos medios de comunicación dedicados al mundo del transporte, el Ministerio de Fomento argumenta su negativa a la aplicación diciendo que sería muy difícil aplicar las medidas unilaterales de la Alianza por la Carretera referidas al salario mínimo y al descanso en cabina. Francia, por su parte, promotor de esta alianza, lamenta la decisión de nuestro país.


Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Italia, Luxemburgo, Suecia y Noruega han mostrado su interés y su implicación con este plan que tiene como uno de sus objetivos parar el dumping social, es decir, la competencia desleal que llevan a cabo algunas empresas al ofrecer salarios y condiciones de trabajo pésimas a sus trabajadores con el objetivo de reducir los costes de producción al máximo y vender así en el país de destino por debajo del precio mínimo. También pretende garantizar los derechos sociales de los trabajadores y en definitiva establecer sinergias para que, con la colaboración de todos los países, se pueda hacer más fuerza y presión en contra del fraude.


Esta decisión ha provocado la reacción de las distintas entidades del mundo del transporte. Mientras algunas celebran y apoyan la decisión de España y tildan la Alianza por la Carretera de cínica, otras lamentan su exclusión en un paquete de medidas encabezadas por países europeos con la estructura necesaria para mejorar esta lucha contra el fraude. Cabe destacar que a pesar de la negativa de nuestro país, Fomento ha propuesto a Francia crear un grupo de trabajo conjunto para la lucha contra el dumping social.


Los países que han firmado el documento dan así por asumida la creación de un plan de acción formado por ocho medidas destacadas que van encaminadas a la consecución de dos objetivos. Por una parte, aprovechar las medidas nacionales para aplicar la normativa europea de cada país en la medida de lo posible y por otra, mejorar la situación laboral de los trabajadores transportistas.


¿Cuál es tu opinión? ¿Crees que España debería sumarse a este gran pacto o mantenerse al margen y luchar contra el dumping social de forma individual? Esperamos tus comentarios.




Comunicació Transambiental

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar