La Justicia europea respalda el salario mínimo en el transporte por carretera

21 Diciembre 2020 | Noticias de interés sobre transporte de mercancías
/img/blog/211220.jpg

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha confirmado la aplicación de la Directiva europea general sobre el desplazamiento de trabajadores, que fue aprobada en 1998 y modificada en 2015, también a los conductores que realizan servicios de transporte y de cabotaje internacionales, obligando a que los conductores profesionales desplazados a percibir la regulación salarial existente en el país donde prestan sus servicios. 

La Directiva, según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, se aplica en principio a cualquier prestación de servicio transnacional que implique el desplazamiento de trabajadores independientemente del sector económico de que se trate, con el objetivo de combinar la prestación de servicios transnacionales con una competencia leal y respetar los derechos de los trabajadores. 

El Tribunal de Justicia confirma el principio según el cual un trabajador puede considerarse desplazado al territorio de un Estado miembro de acogida si la realización de su trabajo tiene un vínculo suficiente con ese territorio. 

Así se ha determinado con el Paquete europeo de Movilidad, que establece que en marzo de 2020 la exigencia del salario mínimo deberá ser una realidad en todos los países de la Unión Europea. 

El Tribunal de Justicia confirma el principio según el cual un trabajador puede considerarse desplazado al territorio de un Estado miembro de acogida si la realización de su trabajo tiene un vínculo suficiente con ese territorio. 

Así el Tribunal consider que el referido vínculo con el país de acogida, argumenta el Tribunal no puede considerarse presente en el transporte de tránsito, pero sí lo está en el transporte internacional o de cabotaje. En este sentido, la duración del transporte es irrelevante para avaluar la existencia de un desplazamiento, sin perjuicio de la posibilidad de que los Estados miembros dejen de aplicar determinadas disposiciones de la Directiva sobre el desplazamiento. 

Por último, el Tribunal recuerda que, en caso de desplazamiento de trabajadores, los Estados miembros se aseguran de que las empresas afectadas garanticen, para los trabajadores desplazados en su territorio, una serie de condiciones de empleo establecidas por convenios colectivos. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar