Los neumáticos: elemento clave en el ahorro de combustible

03 Setiembre 2015 | Claves para ahorrar en el transporde de mercancías
/img/blog/transambiental-96535-med.jpg

Los neumáticos son uno de los factores que contribuyen a reducir el gasto de combustible en las operaciones de transporte de un camión y, por extensión, el de una flota. Tanto es así que el gasto de combustible puede representar hasta el 30% de los costos económicos de una empresa dedicada al transporte. Visto así, mejor le prestamos atención, ¿no creéis?

Desde Transambiental os explicamos algunas tareas específicas que reducen los gastos de combustible para que las tengáis en cuenta.

-Recauchutado. Podéis valorar si os compensa recauchutar un neumático gastado en vez de comprar uno nuevo. Una cubierta recauchutada puede extender la vida útil de la rueda entre 100.000 y 200.000 kilómetros, o algo más, según el uso.

Pensad que se puede recauchutar una rueda de camión con el gasto de un 35% o un 40% de los que costaría un neumático nuevo. También se pueden negociar precios de recauchutados por volumen que pueden hacer caer el costo por unidad recompuesta aún más.

-Alineación. El control regular de la alineación de los neumáticos nos proporcionará una conducción con menos gasto de combustible. Una rueda que no esté convenientemente alineada incrementará un desgaste desigual y supondrá una resistencia al avance y contraria a la fluidez de la conducción.

Un neumático 'torcido', con un mal ángulo de ataque, forzará además al motor a hacer un esfuerzo que se irá acumulando sobre el consumo de litros y litros extras de gasoil. Fijaros en cómo se desgasta la banda de rodadura, especialmente después de un transporte pesado y complicado o si el camión ha sido remolcado.

Un consejo: aprovechad las entradas en taller para pedir un análisis de la alineación. O si cuenta con un servicio de revisiones, aseguraros de que están incluidas las alineaciones en todo momento.

-Llantas pareadas. Aseguraros de que todas las llantas están pareadas sobre el mismo patrón de desgaste y tienen idénticas características técnicas en las mismas posiciones. Eso ayudará a homogeneizar el control del desgaste de los neumáticos, y, en la práctica de la conducción, a reducir las vibraciones que se detectarán en la cabina en el volante.

-Vigilancia de las válvulas. Cada válvula de cada neumático tiene que tener su tapa de rosca. La circulación por superficies de firmes no acondicionados, como accesos a obras o a lugares en construcción, puede ocasionar extravíos de esos preciosos cierres. Y, con ellos, pérdidas de aires inadvertidas que pueden comprometer no ya el consumo, sino la misma seguridad y equilibrio de la carga.

-Control del aire. No está de más recordar la importancia de la presión correcta de los neumáticos y de no inflarlos en exceso. Los resultados pueden ser incrementos de consumos de combustibles y desgastes de neumáticos inaceptables.

-Medidores de presión de bolsillo. ¿Un consejo muy útil? Viajar con un medidor de presión de bolsillo y con un hábito saludable, controlar esa presión antes de iniciar un transporte.

Feliz viaje.


Comunicación Transambiental

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar