Manual de buenas prácticas en la gestión de residuos

15 Diciembre 2014 | Transporte de residuos
/img/blog/transambiental-96553-med.jpg

Establecer un manual de buenas prácticas para la correcta gestión de residuos representa un esfuerzo desarrollado por una empresa por mejorar el servicio que ofrece.

Las medidas orientadas a la minimización de los residuos generados por pérdidas sistemáticas o accidentales se caracterizan por no requerir grandes cambios técnicos ni interferir en el proceso productivo. Se centran en ligeras modificaciones en los procesos que con un bajo coste logran resultados en breve espacio de tiempo.

 

Además de las medioambientales existen muchas otras ventajas por aplicar buenas prácticas en la gestión de residuos: Mejorar las condiciones de seguridad laboral, aumentar la motivación de los empleados e involucrarlos en la gestión medioambiental, y principalmente un incremento en la productividad.

Algunos ejemplos de buenas prácticas en el ámbito de la logística:

  • Adecuar la zona de almacenamiento de materias peligrosas de forma que resulte ordenada, accesible, que facilite la detección de fugas y que cumpla las medidas de seguridad.
  • Establecer procedimientos para las operaciones de carga y descarga, transporte interno y transferencia.
  • Mantener contenedores, bidones y tanques cerrados.
  • Establecer programas de mantenimiento y procedimientos para realizar controles de los bidones y los tanques.
  • Utilizar tanques de almacenamiento y contenedores siguiendo las recomendaciones del fabricante, y solo para su propósito inicial.
  • Es recomendable instalar en todos los tanques, alarmas de rebose y válvulas de seguridad para casos de fuga.
  • En el almacenamiento, asegurar que se mantienen las distancias entre productos incompatibles. Disponer de hojas de seguridad y de procedimientos de actuación.
  • Evitar almacenar contenedores usados, vacíos o parcialmente llenos.
  • Realizar inspecciones de los almacenes y así evitar que se almacenen productos no utilizables.
  • Identificar y etiquetar adecuadamente todo, asegurar una trazabilidad de los envases.
  • Establecer planes de control sobre la caducidad de los productos.

Comunicación Transambiental.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar